Dieta equilibrada de primavera: 15 frutas y verduras de temporada – 4allMindsAndBodies

Green

Dieta equilibrada de primavera: 15 frutas y verduras de temporada

By  | 

Advertisement

Todos estamos deseando que llegue la primavera. No solo porque dejamos atrás la nieve y el frío, sino también porque cambiamos nuestros hábitos diarios, y un cambio siempre es bueno. Además de los primeros atisbos de sol y calor que nos saquen de la hibernación, tenemos también la oportunidad de comer más ligero. Cada temporada tiene su comida y la primavera es el tiempo perfecto para una dieta rica y refrescante. Tu cuerpo te lo agradecerá y te sentirás mucho mejor. La falta de energía es normal en períodos de transición entre temporadas, pero puedes incrementar tu energía comiendo estas frutas y verduras primaverales.

 

Source: www.news.com.au

Source: www.news.com.au

1. ¡Fresas! ¡Qué ricas! A pesar de ser posible comprar fresas durante todo el año, su temporada es de abril a junio. Las fresas no solo son dulces y jugosas; ¡también son muy nutritivas! Además, una taza de fresas supone tu dosis diaria de vitamina C. Si quieres plantar tus propias fresas, te recomendamos que lo hagas cerca de casa para que no pierdan el frescor con el tráfico.

Source: www.telegraph.co.uk

Source: www.telegraph.co.uk

2. ¿Sabías que Luis XIV de Francia llamaba a los espárragos “el rey de la comida”? Es porque los espárragos son realmente nutritivos. Los espárragos son bajos en grasa y muy ricos en fibra. También son una estupenda fuente de vitaminas B, C y hierro. Puedes encontrar espárragos frescos de marzo a junio, durante su temporada, aunque también pueden conseguirse todo el año. Los espárragos están ricos a la parrilla, al horno o simplemente salteados con aceite de oliva.

Source: www.savorysweetlife.com

Source: www.savorysweetlife.com

3. Puedes encontrar cerezas dulces a finales de primavera y principios de verano. Aparte de estar deliciosas, las cerezas tienen muchísima fibra y potasio. También son bajas en calorías y muy ricas en antioxidantes. Si alguna vez te has preguntado por qué tienen un color tan vivo, se debe a su contenido antociánico. Esta sustancia química de las plantas es lo que hace que las cerezas sean buenas antioxidantes.

Source: www.tried-and-true.com

Source: www.tried-and-true.com

4. Puedes encontrar guisantes verdes mollares frescos durante todo el año. No obstante, has de saber que la temporada va desde abril hasta finales de julio. Los guisantes son muy saludables porque son bajos en grasa y ricos en fibra y proteínas vegetales. Los guisantes verdes son más ricos en vitamina B y cinc, mientras que los mollares son más ricos en vitamina C. Puedes cocinarlos, añadirlos a una ensalada o servirlos como guarnición.

Source: www.sheknows.com

Source: www.sheknows.com

5. ¡Los rábanos son sinónimo de primavera! Apenas tienen calorías y tienen un sabor muy característico que les hace quedar muy ricos en una ensalada. Su sabor puede variar de ser muy suave a fuerte, dependiendo del tipo de rábano. Elige rábanos que tengan un color muy intenso y unas raíces fuertes. Están muy buenos en sopas y platos caseros, además de como condimento. Una taza de rábanos en rodajas te proporciona un 30% de la cantidad diaria de vitamina C necesaria.

Source: www.vegenista.com

Source: www.vegenista.com

6. Puede que ya sepas que las habas están muy buenas en sopas, ensaladas o incluso en platos. Su rico sabor hace que queden genial con cualquier cosa que prepares. Son muy ricas en fibra, ideal si tienes intención de empezar una dieta primaveral. Su riqueza en fibra hará que tengas sensación de estar llena durante más tiempo. Las habas jóvenes pueden comerse tanto crudas como cocinadas. Sin embargo, las maduras hay que desgranarlas y pelarlas.

Source: www.pastrypal.com

Source: www.pastrypal.com

7. Los albaricoques son geniales. Están riquísimos, huelen fenomenal y son tremendamente saludables. Los albaricoques son muy ricos en beta-caroteno, muy bueno para la piel, el pelo y las uñas. Esta fruta primaveral contiene también vitamina C, fibra y es baja en calorías. ¡No tengas miedo de comprar un montón de albaricoques esta primavera! La temporada va de mayo a agosto y puedes comerlos crudos, en mermelada, salsa, ensaladas,… ¡como más te gusten!

Source: www.pinchmysalt.com

Source: www.pinchmysalt.com

8. La temporada de alcachofas empieza en marzo y dura hasta finales de mayo, aunque se recogen durante todo el año. Son increíblemente ricas en fibra y muy bajas en calorías. Las alcachofas son también una estupenda fuente de potasio, magnesio, hierro, folato y vitamina C. Si no te gustan, prueba hacerlas al horno o con pasta o en una ensalada y te sorprenderán.

Source: www.thediningcircle.co.uk

Source: www.thediningcircle.co.uk

9. Técnicamente, el ruibarbo es una verdura, pero se usa muy a menudo como fruta. Es una magnífica fuente de vitamina, C, potasio e incluso magnesio. La única parte de la planta que se come en realidad es el tallo, que es muy agrio pero, al echarle azúcar, adquiere esa rica textura similar a la de los guisantes que tanto nos gusta. Puedes añadirlo a ensaladas, con salsa o simplemente escaldarlo o en cortarlo en daditos.

Source: www.northwoodslifestyleonlinemagazine.com

Source: www.northwoodslifestyleonlinemagazine.com

10. Las morillas tienen forma de cono y una textura como esponjosa. Son una delicia primaveral. En primavera, las morillas protagonizan la vuelta estrella a restaurantes finos y a mercados. Son de la familia de las trufas y quizá sean más conocidas por su singular aspecto y su sabor tipo fruto seco. Este sabor las hace idóneas para salsas y para combinarlas con otras verduras primaverales.

Source: www.cuisine-de-bebe.com

Source: www.cuisine-de-bebe.com

11. Técnicamente, la berenjena es una fruta. Puedes comprarla durante todo el año, pero su temporada empieza en mayo y dura hasta octubre. La berenjena es originaria del Sudeste asiático, pero se cultiva en todo el mundo. Hay muchos tipos de berenjena, pero todas las variedades comparten ese mismo sabor ligeramente ahumado. También es característica por su interior esponjoso que se queda suave al cocinarlo.

Source: www.eathappily.net

Source: www.eathappily.net

12. Las primeras lechugas frescas ya se ven desde primeros de mayo. La lechuga puede ser crujiente o flexible y se utiliza sobre todo en ensaladas. La mayoría de tipos de lechuga tienen hojas verdes y algunas, incluso, matices rojos. Son reconocibles por su sabor limpio y suave. Además de en ensaladas, puedes usarla en sopas o en distintos tipos de aderezos. La lechuga es rica en fibras y muy baja en calorías, por lo que resulta idónea en dietas.

Source: www.simplyrecipes.com

Source: www.simplyrecipes.com

13. Las espinacas están en circulación durante todo el año, pero están mejor en temporada, que empieza en abril. Se utilizan en casi todas las cocinas de mundo, por lo que son muy populares entre las verduras. Su color varía desde un verde brillante cuando son jóvenes hasta el verde oscuro cuando son viejas. Es característica por su sabor amargo, de modo que, o te encantan o las odias. Las espinacas funcionan muy bien con lácteos y huevos.

Source: www.farmison.com

Source: www.farmison.com

14. Puedes decir con tranquilidad que las coles son el primer repollo del año. Su temporada va desde abril hasta junio. Cuando compres coles, escoge las que tengan hojas frescas y firmes y descarta las que estén marchitas. Ten en cuenta que las coles hay que consumirlas en dos días cuando se guardan en la nevera. Puedes comerlas crudas o al vapor. Salpícalas con mantequillas derretida y ten mucho cuidado de no cocinarlas más de la cuenta.

Source: www.suntemplefood.com

Source: www.suntemplefood.com

15. La temporada de acederas va desde principios de abril hasta septiembre. Se conocen por su sabor fuerte y parecido al limón. De hecho, el nombre de acedera viene por su sabor ácido. De hecho, las acederas son muy populares en Francia. Las utilizan en sopas y salsas, pero también las sirven con huevos y pescado. Las hojas más nuevas, que son las mejores en primavera, deben usarse en ensaladas. Sin embargo, si comes acederas en verano, es mejor usarlas para sopas y salsas.

Advertisement

NEXT ARTICLE